Cosas de Chicas

A todas nos encanta estar guapas y a gusto con nosotras mismas. Existen unos trucos y consejos muy fáciles y asequibles para conseguir las claves que te proporcionaran toda la belleza que buscas. Para comenzar, elige productos que sabes que te darán una buena respuesta, aunque sean un poco más caros, porque normalmente son más eficaces y a la larga es una manera de ahorrar, sobre todo en estos tiempos de crisis. Crea también, tu fondo de armario con prendas básicas que no pasen de moda, como americanas sencillas y vaqueros de pitillo. No olvides tampoco los complementos, pañuelos, cinturones, gorros … que le darán el toque definitivo a tu look. Invierte en complementos versátiles, bolsos y calzados fáciles de combinar. Aprovecha prendas y complementos de temporadas pasadas. Recuerda que lo retro y el vintage son la última tendencia y están muy de moda. Ciudad tu piel día a día. Desmaquilla, limpia e hidrata a diario y evitarás invertir en el futuro en un tratamiento más caro. Tan importante como la piel, es el cuidado de nuestro cabello. Tenemos que cuidarlo al máximo y protegerlo de las agresiones diarias con una gama de productos que se adecuen a nuestro tipo de cabello. Usa acondicionador en cada lavado y mascarilla al menos una vez a la semana. Conseguirás que tu cabello se mantenga sano y fuerte más tiempo. Para potenciar los efectos de tus productos, en el caso de la mascarilla, puedes amplificarlo a través del calor colocándote un gorro de ducha o una toalla caliente. Deja actuar durante un intervalo de 3 a 6 minutos y verás los resultados. Conseguirás una suavidad y un brillo notables. La depilación, ocupa gran parte del tiempo que le dedicamos a nuestra belleza. No hay nada más sexy que una mujer que luce unas piernas ciudadas, suaves y femeninas. A parte de la genética y hacer un poco de ejercicio, el secreto está en escoger el sistema de depilación adecuado para tener una piel perfecta e irresistible al tacto. Gracias a los avances de la ciencia hoy contamos con más alternativas que nunca. A los métodos de corte y los de raíz, se suma un nuevo sistema: la depilación por luz pulsada, que adormece el folículo para interrumpir el ciclo de crecimiento del vello. A continuación, expondremos los pros y los contras de cada uno, para que puedas elegir el que más te guste, con posibilidad de alternar su uso. Comenzamos con un clásico, la maquinilla. La maquinilla corta el pelo a ras de la superficie, dejando tras de sí una piel perfecta, lisa y suave. A nosotras nos encanta porque el vello desaparece en una pasada, da mucha libertad y es ideal para usar cómodamente en la ducha. A favor tiene que es un sistema rápido, que depila en pocos minutos y en cualquier lugar. También es cómodo, limpio, indoloro y exfolia la piel dejándola muy suave. También es muy eficaz pues elimina hasta el vello más corto. Los inconvenientes son que al cortar el pelo a ras de piel, tarda poco en volver a salir y tampoco es recomendable para zonas con granitos. La crema depilatoria es un sistema químico que ataca la queratina del vello haciendo que se degrade y el vello caiga fácilmente a los pocos minutos. Nos gusta porque la eliminación es cómoda, fácil y efectiva, aunque no es recomendable para zonas sensibles. Lo bueno de este método es que es rápido e indoloro y puedes depilarte en casa en apenas cinco minutos. Los incovenientes son que los dermatólogos no la recomiendan en pieles sensibles, es un método poco duradero y más lento que la maquinilla. También puede provocar vellos enquistados y algunas cremas tienen un olor un poco desagradable. La cera es uno de los métodos más tradicionales pero también de los más dolorosos e incómodos. Existen diferentes tipos de cera, fría, tibia o caliente, según sea tu piel o según la zona a depilar. Se recomienda no combinar este método con ningún otro. Las ventajas de la depilación a cera es que es un metodo económico. Es un método que arranca el vello de raíz, por lo que es muy duradero y también conseguimos que el vello nazca más débil y menos denso tras varias depilaciones. El inconveniente es que es un método largo, unos 30 minutos para las piernas enteras, y laborioso. También es un método doloroso. Puedo causar heridas e irritación y no es aconsejable para personas con problemas circulatorios. La depiladora eléctrica es un sistema sencillo y cómodo de usar, que está en continua evolución para ofrecernos mayor confort y prestaciones. Es aconsejable porque elimina el vello más corto de manera más rápida, limpia y cómoda que la cera. Es duradero y nos permite lucir piernas suaves durante unas 4 semanas. La cantidad y grosor del vello disminuye cuanto más se usa. Puedes usarla donde y cuando quieras. Es una gran inversión, pues su vida útil es larga. Los únicos inconvenientes son que puede ser algo molesta, sobre todo los primeros usos, y que hace algo de ruido. Por último, la fotodepilación, es un sistema que duerme el folículo e interrumpe el ciclo de crecimiento del vello. Sus resultados son más duraderos y desde hace poco, existen aparatos que nos permiten realizarla en casa. Es recomendable porque ofrece resultados muy duraderos. Se requieren pocas sesiones, espaciadas en el tiempo. La piel se ve más lisa, sin sombras y sufre menos. El problema es que tiene un coste inicial elevado y antes y durante el tratamiento, tienes que cuidar la piel del sol e hidratar muy bien la zona. Además no todos los tonos de piel son adecuados.